Conservación y Vida Salvaje
Wildlife Conservation PhotographyUWDREAMS.COM

Conservación y Vida Salvaje

PRESERVACIÓN, CONCIENCIACIÓN, EDUCACIÓN

Trabajar por y para la naturaleza. Ese es mi objetivo de vida, aparte de ser feliz claro está. La herramienta que utilizo para tal fin es la fotografía y la palabra. Podría considerarme un fotógrafo o podría considerarme un naturalista, pero en ambas consideraciones caería en el error de olvidar la otra razón de mi proyecto y fin. Contar con imágenes y palabras cuan necesario para la sociedad es mantener unos mínimos de comportamiento y respeto hacia el planeta en el que vivimos.
La unión de estas actividades, la fotografía, la palabra y el conservacionismo confluyen en lo que se define como fotógrafo conservacionista. Podríamos definirlo como un fotógrafo de naturaleza cuyo fin en sí mismo no es la fotografía, ni tan siquiera mostrar mediante la fotografía bellas imágenes. El fin de la fotografía conservacionista es utilizar el poder de la imagen para concienciar a la sociedad de la necesidad de mantener la salud del planeta y sus especies dentro de unos límites aceptables. Mi misión no es hacer fotografía. Mi misión es dar fe, denunciar, concienciar, preservar y educar a la sociedad por medio de imágenes que remuevan la conciencia del espectador con el fin de devolver la unión primitiva que el hombre tenía con la naturaleza. El concepto de fotografía de conservación fue propuesto desde la necesidad de diferenciar entre la creación de imágenes por el mero arte de la fotografía, y la creación de imágenes que además sirvan al propósito de conservar la naturaleza.

Yosemite Valley. Picture  by Carleton Watkins (1865)

La fotografía es una herramienta con un potencial realmente apabullante si se maneja de la forma adecuada. Los primeros parques nacionales declarados por la humanidad fueron gracias a fotógrafos que presentaron sus proyectos al congreso de Estados Unidos pidiendo un respeto por áreas de alto valor ecológico para la humanidad. La declaración la firmo Abraham Lincoln en junio del 1864. Ese parque ahora es una de las mecas naturales más famosas del planeta, P.N. de Yosemite. Aquel fotógrafo que para muchos será anónimo era Carleton Watkins. A Yosemite le siguió Yellowstone. La creación del parque se lo debemos a la contribución de las fotografías del fotógrafo William Henry Jackson. Y tras estos inicios, muchos más parques se unieron a la conservación de sus espacios.

William Henry Jackson fotografiando Yosemite. 

De 1870 a 1878 Jackson fue el fotógrafo oficial del Servicio Geológico y Geográfico de los Estados Unidos de los Territorios. Sus fotografías de las maravillas naturales del noroeste de Wyoming, tomadas durante la expedición de la encuesta de Hayden de 1871, se exhibieron en el Capitolio de los Estados Unidos en Washington, DC. Los miembros del Congreso de los Estados Unidos quedaron tan impresionados con las fotos de Jackson que su trabajo fue uno de los principales factores en el voto del Congreso que estableció el Parque Nacional de Yellowstone en 1872. Jackson fotografió en el Teton Range al sur de Yellowstone (en un área que ahora forma parte del Parque Nacional Grand Teton) en 1872, y en 1874 tomó fotografías de viviendas en acantilados en el suroeste de Colorado (ahora en Parque Nacional Mesa Verde). Después de su trabajo con la encuesta, abrió un nuevo estudio en Denver, Colorado, en 1879.

En 1893 Jackson exhibió su trabajo en la Exposición Colombina del Mundo en Chicago, donde también fue el camarógrafo oficial de la feria. Poco después se convirtió en el camarógrafo y copropietario de una compañía en Detroit, Michigan, que compró los derechos del nuevo proceso Photochrom para imprimir fotografías en color. Trabajó allí hasta el colapso de la compañía en 1924.

Jackson había incursionado en la pintura a lo largo de su carrera, y desde mediados de la década de 1920 hasta su muerte, lo persiguió en serio. Produjo docenas de aceites y acuarelas durante ese período, principalmente sobre temas asociados con el oeste americano. Jackson continuó asumiendo comisiones gubernamentales ocasionales, incluida la pintura de murales para la Administración de Progreso de Obras en 1936.

Asistente de campo de William Henry Jackson (1870).  Fotografia realizada por W.H.Jackson en negativo de plata de 5x8. En la mula se oberva la camara de 20' x 24'

No podíamos dejar de nombrar la labor de Ansel Adams, unos de los fotógrafos conservacionistas más famosos dentro del s.XX. Trabajó activamente en la promoción y conservación de espacios naturales dentro del famoso Club Sierra, una organización conservacionista fundada en California en 1892 bajo el liderato de John Muir. Adams trabajo activamente dentro de esta organización conservacionista. Hoy en día, el Club Sierra sigue activo y guardan memoria de unos de sus líderes más carismáticos mediante el premio  Ansel Adam

Ansel Adams nació el 20 de febrero de 1902 en San Francisco, California. Adams saltó a la fama como fotógrafo del oeste americano, particularmente del Parque Nacional de Yosemite, utilizando su trabajo para promover la conservación de las áreas silvestres. Sus icónicas imágenes en blanco y negro ayudaron a establecer la fotografía entre las bellas artes.

El avance profesional de Adams siguió a la publicación de su primer portafolio, Parmelian Prints of the High Sierras, que incluía su famosa imagen "Monolith, la cara de Half Dome". La cartera fue un éxito, lo que llevó a una serie de asignaciones comerciales.

Entre 1929 y 1942, el trabajo y la reputación de Adams se desarrollaron. Adams amplió su repertorio, centrándose en primeros planos detallados, así como en grandes formas, desde montañas hasta fábricas. Pasó un tiempo en Nuevo México con artistas como Alfred Stieglitz, Georgia O’Keeffe y Paul Strand. Comenzó a publicar ensayos y libros de instrucción sobre fotografía.
Durante este período, Adams se unió a los fotógrafos Dorothea Lange y Walker Evans en su compromiso de afectar el cambio social y político a través del arte. La primera causa de Adams fue la protección de las áreas silvestres, incluido Yosemite. Después del internamiento de japoneses durante la Segunda Guerra Mundial, Adams fotografió la vida en los campos para un ensayo fotográfico sobre la injusticia en tiempos de guerra.

En la década de 1960, la apreciación de la fotografía como una forma de arte se había expandido hasta el punto en que las imágenes de Adams se mostraban en grandes galerías y museos. En 1974, el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York organizó una exposición retrospectiva. Adams pasó gran parte de la década de 1970 imprimiendo negativos para satisfacer la demanda de sus obras icónicas. Adams sufrió un ataque cardíaco y murió el 22 de abril de 1984 en el Hospital Comunitario de la Península de Monterey en Monterey, California, a la edad de 82 años.


Conservation Photography Award. En 1936, Adams cogio bajo el brazo una buena colección de fotografías realizadas en cierto rincón de Estados Unidos y se presentó en Washington D.C. para convencer al congreso de la protección de un espacio natural de gran importancia. Adams trataba de crear el Kings Canyon National Park. Hubo dificultades en la creación del parque y tuvo que pasar un año para que el presidente Franklin D. Roosevelt aprobara la creación del King National Park.

George Masa nació Masahara Iizuka en Osaka, Japón. Llegó a los Estados Unidos en 1901 para estudiar minería en California. Poco se sabe sobre su vida durante este período, pero finalmente abordó un tren en San Francisco y se dirigió al este, estableciéndose en Asheville, Carolina del Norte en 1915.

Con poco conocimiento del idioma inglés y muy poco dinero, comenzó a trabajar en la lavandería del Grove Park Inn, antes de ser promovido rápidamente a un puesto de valet. Su sonrisa agradable y su actitud optimista lo convirtieron en un favorito entre los invitados. Al tomar fotografías en nombre del hotel y de los visitantes adinerados, su habilidad fotográfica pronto se hizo evidente. Finalmente abrió su propio estudio y comenzó a crear fotos panorámicas de la zona.
Durante este tiempo, George conoció y se hizo amigo cercano de Horace Kephart, un periodista local y compañero amante de la naturaleza. Los dos trabajaron en estrecha colaboración y les apasionó su misión de crear y preservar el hermoso paisaje que tanto admiraban. Juntos, ayudaron a desarrollar mapas para lo que luego se convertiría en el Parque Nacional Great Smoky Mountains y el sendero de los Apalaches.

El fotógrafo de origen japonés George Masa, trabajo por la creación de espacios naturales en Carolina del Norte. Su trabajo inspiro la creación del Smokey Mountains National Park bajo la presidencia de Franklin D. Roosevelt en 1940. Hoy un pico de las Smokies lleva su nombre en su honor,  el Masa Knob.

En 1947, el fotógrafo Philip Hyde fue considerado uno de los alumnos aventajados de Adams. Su fotografía está considerada como una de las más influyentes en la fotografía de conservación. Bajo el auspicio del ya mencionado Sierra Club, Hyde ayudo a crear el Dinasour National Park y hizo del Gran Cañón del Colorado un símbolo de la América salvaje.

Watkins, Jackson, Adams, Masa, Hyde  fueron fotógrafos de naturaleza que usaron la fotografía como herramienta de trabajo para conseguir su principal objetivo – proteger la tierra basada en sus imágenes. Su contribución siembra las bases y sienta precedente ya que sus esfuerzos de conservación dieron sus resultados creando parques nacionales y lanzando nuevas leyes nacionales. El propósito de conservación y la adquisición de resultados por tanto son dos de los puntales de la fotografía de conservación y lo que la diferencia de la mera fotografía de naturaleza.

DESAPARICIÓN DE...

Solo hemos estado en este planeta 200.000 años, pero hemos sido capaces de cambiar la faz de la tierra por completo. Ninguna especie ha sido capaz de esta hazaña. El cambio ha sido tan drástico que hemos sido capaces de cambiar el clima global de la tierra. Nuestra huella ha sido a niveles nunca conocidos.

BOSQUES Y...

Los bosques proporcionan la humedad necesaria para todas las formas de vida. Es una de las piedras angulares del equilibrio climático del que todos dependemos. La de-forestación a nivel global es alarmante. Cada año 13mill de hec. de selva tropical desaparece. La de-forestación es una de las principales causas del cambio climático.

FORESTA.

Estas grandes extensiones agrícolas han atraído parásitos y por ende pesticidas. Estos pesticidas se filtran en la tierra, penetrando en los ríos hasta llegar a los océanos. El ciclo vuelve a empezar, pero de inicio, ya contaminados. El planeta muere, se envenena, perdemos su masa arbórea y su tierra cada vez es mar yerma, mas estéril.

Las bases estaban plantadas y otros muchos fotógrafos de fuertes convicciones conservacionistas siguieron llevando a cabo su trabajo en pro de la naturaleza. Claro ejemplo de fotógrafos contemporáneos son el chino Xi Zhinong y Michael “Nick” Nichols. Xi Zhinong has sido un leader en movimiento conservacionista en China y responsable de la protección del Mono de nariz chata de Yunnan (Rhinopithecus bieti) cuya especie está altamente amenazada al borde la extinción. Michael “Nick” Nichols tiene un legado enorme. Ha trabajado intensamente para la protección de los gorilas de montaña y su proyecto en África “Megatransec” ha llevado a concienciar a países como Congo o Gabón de emprender políticas de conservaciones de sus espacios. La lista es extensa. Flip Nicklin, Art Wolf, Brian Skerry, Cristina Mittermeier, David Doubilet, Jim Branderburg, Joel Sartore, Thomas D. Mangelssen, Frans Lanting, Paul Nicklen, Daniel Beltrá son solo algunos de los nombres más reconocidos dentro de este campo de la fotografía.

Desde Adams, ha llovido mucho y la globalización de la fotografía ha generado una clara dispersión de objetivos finales. Podríamos decir que se ha generado cierta degradación de la fotografía de naturaleza con respecto al objetivo originario allá por el 1840, donde nació la fotografía para mostrar la naturaleza con un claro objetivo conservacionista. De utilizar la fotografía como elemento de trabajo para conseguir un fin de conservación, hemos pasado a una popularización global de la fotografía, donde es difícil encontrar un principio y un fin claro. El desarrollo de esta rama de la fotografía fue tornándose en un acto para crear arte y divorciándose cada vez más de los aspectos originarios de conservación de los ecosistemas. Los objetivos de la fotografía de Adams eran claros, conservación y seguimiento de los actos derivados de su fotografía, protección de ecosistemas y nuevas promulgación de nuevas legislaciones.

OCEANOS ENFERMOS...

No hace mucho que los desechos orgánicos, aceites mecánicos, desechos nucleares y todo tipo de líquidos se arrojaban al mar para hacerlos desaparecer. Los océanos siempre han sido aquellos “sitios ocultos” donde la basura se hacia desaparecer. El daño ecológico de contaminantes y derivados de hidrocarburos es enorme. Pero no solo la industria y las instituciones gubernamentales son responsables de esta barbarie. La sociedad  también ha utilizado los océanos como basureros habituales.

, CONTAMINADOS...

Los océanos siempre han sido utilizados como vertederos. Desde salidas de aguas fecales hasta cubo de basuras. El hecho de que no se vea, no implica que la basura desaparezca. Las bolsas de plástico es un terrible enemigo de la vida marina al ser confundido por muchas especies con medusas, siendo estas ultimas base alimenticia de las tortugas. Al ingerirlas, bloquea su intestino llevándolas a la muerte. A su vez, la muerte de las tortugas incrementa el numero de medusas lo que lleva a un completo desequilibrio del sistema.

Y DESIERTOS.

Una simple disposición gubernamental europea que gestionara las capturas de escualos, generaría una pesca sostenible acorde al lento crecimiento, a la tardía madurez sexual para su reproducción y a la poca descendencia que a lo largo de sus vidas tienen los escualos. Este pequeño paso aseguraría un importante equilibrio marino, pero una vez más las consignas económicas de los gobiernos están por encima de la lógica natural, lo que irremediablemente lleva a una autodestrucción de nuestras principales fuentes de vida.

Actualmente es difícil encontrar fotógrafos de naturaleza cuyo fin sea la conservación del planeta. Abundan los fotógrafos aficionados de naturaleza que disfrutan de realizar fotografía en entornos naturales mostrando bonitos parajes. Esta globalización ha desvirtuado en si misma incluso la fotografía de naturaleza. No solo ha perdido el objetivo de conservación, sino que la naturaleza es utilizada para conseguir otros fines bien distintos. Llega al caso extremo de manipular la naturaleza y las especies para capturar un momento determinado que encumbren al autor de la fotografía. Esta manipulación, a veces destructiva, camina absolutamente en contra del propio principio de respeto por el medio ambiente. Cada vez es más difícil encontrar personas cuyo fin sea la conservación y utilicen la fotografía como herramienta que no como fin. No es criticable esta última posición ni mucho menos, pero ojala se cumpliera ese dicho de “la unión hace la fuerza” y hubiera una lucha global por el medio ambiente y sus especies, donde los fotógrafos tuviéramos una parte activa de esta lucha. Solo el tiempo dirá hacia dónde camina la fotografía de naturaleza, bien hacia una búsqueda de la protección de los ecosistemas o hacia un ensalzamiento de la maestría digital de sus autores.

La re-conexión del hombre frente a la naturaleza es primordial. Solo mediante está conexión seremos capaces de volver a conectar los sentimientos perdidos y valorar lo que realmente aporta nuestro planeta. Sin esta conexión sentimental, nuestros ecosistemas están abogados a su progresivo deterioro.

En mi caso la naturaleza me ha dado tanto que le debo esta lucha continua en la defensa de los ecosistemas y sus seres vivos.  Ojala pudiera convertirme en su abogado defensor. Eso no puedo hacerlo, pero si puedo dar voz a quien no tienen voz, dar fe cuando los hechos son invisibles a la sociedad. Cuando la degradación se da en ecosistemas de difícil acceso al público en general, ahí estamos los fotógrafos conservacionistas para contar con imágenes que está pasando. Somos reporteros de guerra que infringimos una de las reglas sagradas de los reporteros de guerra. No tomar parte de la contienda. Nosotros tomamos parte en un bando, pero de una guerra muy especial. De una guerra silenciosa pero demoledora declarada por la humanidad al planeta.

El reconocimiento de tu trabajo viene de forma parcial por la obtención de premios en concursos de fotografía de naturaleza. Siempre aprovecho para hablar de conservación.

Cursos de fotografía, donde no solo el diafragma es importante. El conocimiento de las especie, el respeto a su espacio, a no interferir en la naturaleza es punto importante a resaltar.

Trabajos profesionales como esta campaña de publicidad de relojes Swatch donde se convoca a la prensa para la presentación de un reloj subacuático en el mismo centro de la capital de España.

Hoy en día existen asociaciones de fotógrafos conservacionistas, pero la mayoría de dichas asociaciones están mayormente restringidas a fotógrafos profesionales. ILCP es una de las más conocidas. Fue creada durante el 8th World Wilderness Congress y tuvo lugar del 30 de septiembre al 6 de octubre de 2005 en la ciudad de Anchorage, Alaska. Fotógrafos orientados a la conservación decidieron unir sus esfuerzos bajo una asociación con el fin de  defender la los ecosistemas y sus especies, junto con el apoyo de científicos, a través de sus imágenes. ILCP mantiene unas altas bases éticas de como su fotografía está realizada, una búsqueda de la excelencia fotográfica cuyo objetivo sea un extraordinario cumplimiento en la defensa de los ecosistemas. ILCP se apoya en programas donde no solo los fotógrafos tienen cabida sino también botánicos, ornitólogos, herpetólogos, y cualquier otro científico que garantice un completo entendimiento de los problemas medioambientales de una región determinada. El trabajo conjunto entre científico y fotógrafo es de suma importancia, y toda imagen, debe estar soportada por un serio análisis de campo.
A parte de ILCP existen otras organizaciones internacionales englobadas dentro de la fotografía de conservación. ARKIve, de origen británico, es una iniciativa global que aúna material no solo fotográfico sino sonoro en un archivo central. Blue Earth Alliance es otra organización basada en Estados Unidos apoya a la fotografía que consigue fines de conservación. Paralelos a estas organizaciones existen proyectos internacionales como el Global Justice Ecology Project, Sea Legacy, Wild Wonders of Europe.

La mayoría de estas asociaciones se crea en el perímetro de fotógrafos profesionales para de alguna manera funcionar como agencia fotográfica pero únicamente dedicada a preservar la conservación del planeta. No todo el mundo puede ser un fotógrafo ILCP por ejemplo. Debes de ser invitado por un miembro de la organización que reconozca tu dedicación y tu nivel fotográfico. Su carácter restringido conlleva en sí mismo un problema. Si queremos dar voz a los sin voz, dar fe de lo que ocurre, cuantas más voces mejor. Cuanto más global el movimiento más repercusión tendrán nuestras acciones. Personalmente creo en la globalidad, en que si unimos nuestras fuerzas, cada uno a su nivel, podremos conseguir metas más altas. La unión hace la fuerza y la historia nos repite con insistencia que la unión de la sociedad, de los pueblos ante injusticias sociales o medioambientales solo tiene un camino. El cambio.

A través de nuestras imágenes, en cualquier medio (tierra, mar o aire), damos voz a los sin voz, y luchamos por un planeta cuya degradación solo nos perjudica y nos empobrece como seres humanos. Los bosques, los océanos, los animales en peligro de extinción, el ártico, tantos y tanto objetivos que la tarea es ardua. El público necesita ver. El público necesita llorar. El público necesita enojarse de la tremenda destrucción en masa que lentamente la codicia de las multinacionales, gobiernos y estamentos están silenciosamente llevando a cabo. El público necesita volver a reconectarse con la naturaleza y sus problemas, bien de forma directa o a través de nuestras imágenes y denuncias. Viviendo de espaldas a la naturaleza perdemos nuestra dignidad como especie dominante del planeta.

La reconexion con la naturaleza viene de mano de los mas jovenes. Trabajar con ellos, involucrarlos en el disfrute de los entornos naturales es clave para el futuro de nuestros ecosistemas.

Todos debemos trabajar con nuestra fotografía en la conservación. De forma más o menos activa, de forma directa o indirecta, cada uno, con su nivel de dedicación, puede contribuir. Los fotógrafos de naturaleza nos debemos a la naturaleza y debemos ser conscientes que sin ella, no tiene sentido el llamarnos fotógrafos de naturaleza. Sin la naturaleza, no tendremos futuro como especie. Debemos respetar la naturaleza durante la ejecución de nuestra fotografía, tener un alto código ético y anteponer el fin de las acciones en pro de la naturaleza que los fines ególatras que todo fotógrafo tiene en mayor o menor medida. Nuestro trabajo debe estar por encima de nuestra persona. Si antepones tu orgullo y tu ego sobre la propia naturaleza, eso significa que no eres un fotógrafo de naturaleza, sino un fotógrafo que realiza bellas fotografías sin más.

Si conseguimos que al menos una persona se conciencie de la fragilidad de los ecosistemas y cambia su actitud para el planeta, nuestros esfuerzos y proyectos personales no habrán sido en vano. Si cada persona concienciará a su semejante, de forma exponencial, podremos cambiar la tendencia de destrucción al que se ve sometido el planeta. Nuestra presencia como fotógrafos de naturaleza es importante y necesaria. Entre todos, podemos conseguir algo muy grande gracias a esta herramienta tan potente que tenemos entre manos; la fotografía de conservación.

CONSERVAR, CONCIENCIAR Y EDUCAR, por un planeta sano.
por ©Victor Tabernero

FineArt Gallery

Sobre el fotografo

Tierra de los mil sueños

Secretos del Océano

Compartiendo el Planeta

Acuarela y Naturaleza

Video

Contacto

Servicios y venta

Compañeros

entrarenter
© Víctor Tabernerocreado en Bluekea